¿Cómo reducir la presión arterial alta? Remedios naturales y farmacológicos

Cuando la presión arterial es demasiado alta, se puede desarrollar una condición muy peligrosa para el organismo, llamada hipertensión.Si su tensiómetro supera a menudo los 90 mmHg para la presión mínima y los 140 mmHg para la máxima, es muy importante saber inmediatamente cómo bajar la presión arterial alta.

Las principales causas de la presión arterial alta son, junto con la predisposición genética, el sobrepeso, el abuso del alcohol, el sedentarismo y una dieta inadecuada.

Si, por lo tanto, es bueno siempre consultar a un médico cuando se trata de ciertas condiciones de salud, también es cierto que usted puede tomar comportamientos, y los alimentos, muy útil para controlar la hipertensión.

Así que vamos a ver qué hacer en caso de hipertensión y cómo bajar la presión arterial alta, a partir de ahora con buenos hábitos.

1.Una dieta correcta

¿Qué hacer en la mesa si sufrimos de hipertensión arterial? ¿Cómo bajar la presión? Existen, en el ámbito de los remedios naturales, consejos generales y alimentos especialmente indicados para bajarla.

La dieta recomendada, en caso de hipertensión, debe ser:

  • baja en calorías, en caso de que tengamos sobrepeso: es muy importante perder peso, en el momento en que nos damos cuenta de que sufrimos de hipertensión arterial, ya que ésta es proporcional al peso corporal;
  • baja en sodio, o mejor sin sal: la sal, como primer vehículo del sodio dentro de nuestro cuerpo, es también el primer enemigo de los que sufren de hipertensión.
  • ricos en potasio y magnesio: estos dos minerales tienen el efecto contrario al del sodio, ayudando a bajar la presión arterial de forma rápida y natural, incluso inmediatamente después de una ingesta importante; las legumbres, los frutos secos y el chocolate negro son, por tanto, alimentos que nunca deben faltar.

Junto a los buenos hábitos, también hay productos naturales especialmente recomendados, como:

  • el ajo, que dilata las arterias y evita la formación de coágulos;
  • el limón y el perejil, que tienen un excelente efecto diurético y, por tanto, favorecen la eliminación de sustancias nocivas;
  • El chocolate, al ser rico en flavonoides, favorece la dilatación de las arterias;
  • La remolacha debe consumirse a diario, ya que el alto contenido en nitratos que contiene favorece el flujo sanguíneo y, por tanto, la circulación.

2.Mantenerse en forma

Si nos preguntamos cómo bajar la tensión arterial mínima, la primera respuesta a considerar es «mantenerse en forma»: perder peso si se tiene sobrepeso, seguir una dieta adecuada y empezar a hacer ejercicio de forma constante.

Para disminuir la presión arterial, necesitamos actividades deportivas aeróbicas, es decir, todas aquellas actividades de resistencia que implican un esfuerzo no explosivo pero constante, como correr, hacer senderismo, nadar, etc. Evidentemente, si no somos realmente deportistas y venimos de una vida más bien sedentaria, bastará con empezar con largos paseos a ritmo constante.

Es esencial realizar actividades aeróbicas al menos 3 o 4 veces por semana, lo que ayudará a reducir la presión arterial rápidamente, así como a beneficiarse inmediatamente de los demás efectos positivos de la actividad física.

Además de la alimentación, los remedios naturales incluyen el ejercicio, que puede afectar a los valores de la presión arterial hasta en un 10%.

3.Adoptar un estilo de vida saludable

¿Cómo bajar la presión arterial inmediatamente cambiando el estilo de vida? No hace falta decir que un estilo de vida saludable es esencial para garantizar que estemos en buena forma, así que ¿qué debemos hacer? En el caso de que nuestro tensiómetro supere a menudo los límites mencionados anteriormente, es absolutamente recomendable abandonar inmediatamente hábitos como el tabaquismo y el consumo excesivo de alcohol.

En cuanto al tabaco, es absolutamente aconsejable abandonarlo, sin excepción, en caso de hipertensión.

En cuanto al alcohol, en cambio, hay corrientes de pensamiento que afirman que debe evitarse tout court y opiniones médicas que, en cambio, aceptan un consumo muy moderado de alcohol.

En cualquier caso, está claro que todos los hábitos que nos llevan a ganar peso y a debilitar nuestro sistema circulatorio nos llevarán a un aumento de la presión arterial.

Para bajarla, en primer lugar, debemos asumir un estilo de vida correcto.

Luego, antes de pensar en tomar medicamentos, podemos considerar otros remedios naturales, como el uso de diuréticos naturales (piña, abedul, equisetum, hinojo, ortiga, saúco).

4.El uso de fármacos

¿Qué hacer cuando la dieta y el estilo de vida no son suficientes? Si el uso de productos naturales no es suficiente para controlar los valores relacionados con la vasotensión, el médico nos ayudará a mantenerlos bajo control con la ayuda de fármacos.

Los fármacos utilizados para combatir la hipertensión arterial son:

  • diuréticos: al igual que ciertas frutas y verduras, los diuréticos son esenciales para reducir rápidamente el volumen total de la sangre y, con ello, la presión arterial, al eliminar el agua y los líquidos de nuestro cuerpo;
  • antagonistas del calcio: al bloquear y limitar la acción de ciertas sustancias que existen naturalmente en el cuerpo, ayudan a mantener relajadas las fibras musculares, incluidas las de los vasos sanguíneos;
  • simpaticolíticos: son los alfabloqueantes y los betabloqueantes; bloquean algunos receptores del sistema simpático, impidiendo una vasoconstricción excesiva;
  • vasodilatadores: al dilatar los vasos sanguíneos, favorecen el flujo sanguíneo;
  • inhibidores del sistema renina-angiotensina: estos fármacos permiten reducir la presión arterial actuando directamente sobre el sistema que la regula, el de la renina-angiotensina.

Para cada una de las categorías anteriores existen muchas clasificaciones médicas, que deben ser verificadas con nuestro médico.

¿Cómo bajar la tensión arterial de inmediato? ¿Existe algún truco para bajarla de inmediato?

Los métodos no farmacológicos para bajar la tensión arterial llevan tiempo: adoptar un estilo de vida saludable, así como perder peso, son factores que tendrán un efecto definitivo sobre la tensión arterial en pocos meses.

¿Existe algún método que pueda reducir la presión arterial de forma inmediata, si es necesario? El único que se conoce como eficaz, y aceptado por la comunidad médica, es el de los ejercicios de relajación.

El estrés y la agitación tienen un fuerte -y negativo- efecto sobre la presión arterial, por lo que la meditación es una buena forma de reducirla inmediatamente.

¿Cómo bajar la presión arterial inmediatamente? Si no tienes conocimientos de disciplinas como el yoga o el tai-chi, que son muy útiles para aprender técnicas de meditación, puedes seguir una pauta de meditación general:

  • escoge una palabra, un mantra, que te provoque sentimientos positivos y de relajación;
  • siéntate en una posición cómoda, a ser posible con la espalda recta, y cierra los ojos, teniendo presente el mantra;
  • concentrarse en los músculos del propio cuerpo, empezando por los más alejados de la cabeza (desde los pies hasta los músculos de la cara), pensando en ellos como si estuvieran relajados;
  • respirar profundamente, con el abdomen; las respiraciones deben ser lentas y profundas, y mejor si van acompañadas de la repetición (al menos mental) del mantra elegido.

No existen trucos que permitan bajar la presión arterial de forma inmediata, independientemente de su estado clínico: si necesita una bajada drástica e inmediata, tendrá que recurrir a los fármacos.

Sin embargo, si tiene la oportunidad, una sesión de meditación puede bajar temporalmente la presión mínima incluso de forma considerable, reduciendo el estrés y los pensamientos negativos o ansiosos.

¡La batalla contra la hipertensión empieza por la prevención!

Ya hemos visto cómo reducir la presión arterial mínima adoptando un estilo de vida correcto: una dieta adecuada, una buena forma física, una actividad física constante en el tiempo, el abandono del tabaco y del alcohol.

Si cambiar nuestro estilo de vida, perder inmediatamente el exceso de peso y seguir todos los preceptos indicados en lo inmediato no es suficiente, aún será posible controlar la hipertensión con la ayuda de fármacos.

La hipertensión es un grave factor de riesgo para la aparición de enfermedades cardiovasculares potencialmente mortales, como los infartos de miocardio y los accidentes cerebrovasculares. Por ello, es conveniente comprobar periódicamente los valores de la presión arterial, equipándose con un tensiómetro o acudiendo a la farmacia, donde se realizan mediciones en pocos minutos.

Muy a menudo, cuando se habla de factores de riesgo y no de patologías reales, lo importante es ante todo la prevención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba