¿Cómo se pule el mármol? La guía definitiva

El mármol es un material que está muy presente en las casas más bonitas: los suelos, las paredes y las encimeras construidas o revestidas con este precioso material pueden hacer de la casa una obra de arte.

El mármol es extremadamente resistente y brillante: las superficies de mármol son de las más lisas y brillantes que podemos tener en el hogar.

Sin embargo, es un material que puede estropearse con mucha facilidad, debido a su alta porosidad que le permite absorber la suciedad, la grasa y los agentes corrosivos, arruinando su aspecto.

En particular, los suelos y superficies del baño y la cocina, generalmente los más utilizados y los más sometidos a la humedad, deben ser tratados con cuidado para evitar que los signos de desgaste arruinen su brillo para siempre.

Antes de ver cómo pulir el mármol, es bueno tener en cuenta un hecho: el mármol teme al agua, lo que puede provocar su embotamiento en poco tiempo.

Así que cuando se encuentre con un baño con suelos y encimeras de mármol, o con una encimera de granito en la cocina, asegúrese siempre de secar muy bien las superficies.

¿Cómo limpiar el mármol blanco?

Antes de identificar el mejor y más práctico método para pulir el mármol sin una pulidora, debemos establecer qué tipo de superficie de mármol vamos a limpiar, ya que los diferentes tipos de mármol requieren tratamientos significativamente diferentes.

Si, por ejemplo, tenemos que tratar el mármol blanco, sobre todo si tiende a amarillear con demasiada rapidez, podemos suponer sin temor a equivocarnos que el jabón de Marsella será probablemente la primera solución a probar.

Así que empecemos a enumerar los métodos de bricolaje más adecuados para pulir este material:

  • Jabón de Marsella. ¿Cómo se puede pulir el mármol apagado con jabón de Marsella? Basta con utilizar una esponja no abrasiva empapada en jabón diluido en agua tibia y frotar suavemente con movimientos circulares sobre la superficie a pulir.

Se aconseja enjuagar la esponja con frecuencia y, sobre todo, secar las superficies con mucho cuidado una vez realizada la operación, utilizando un paño suave.

Si tenemos un mármol blanco que se ha estropeado y el jabón de Marsella no es suficiente para conseguir el efecto deseado, entonces tendremos que invertir en sustancias específicas como los cristalizadores, o en la intervención de una empresa especializada, sobre todo si se trata de un suelo.

  • Agua oxigenada. Otro producto perfectamente adecuado para limpiar el mármol de color claro y las manchas amarillentas, así como los aceites y los productos alimenticios, es el peróxido de hidrógeno.El método más eficaz, en este caso, consiste en hacer una mezcla de peróxido de hidrógeno a una alta concentración (35%) y polvos de talco.

En el caso de las manchas orgánicas especialmente resistentes, lo mejor es dejar actuar la mezcla durante al menos tres o cuatro horas.

El mármol blanco es el tipo de mármol que tiende más fácilmente a opacarse y amarillear, por lo que nuestra lista de métodos para pulir mármol opaco parte de los más adecuados para este tipo de material.

Mármoles oscuros

Extremadamente elegantes y valiosos, los mármoles oscuros y el granito son los principales protagonistas en los ambientes de vida más sofisticados, en forma de suelos, columnas y superficies, pero también podemos encontrarlos en baños y cocinas, donde están más expuestos al riesgo de contacto con el agua y al desgaste fisiológico por contacto.

¿Cómo pulir el mármol oscuro y aclarar sus tonalidades?

  • Vinagre blanco La sugerencia más común y popular es disolver una cucharada de vinagre blanco en aproximadamente un litro de agua, junto con una cucharada de detergente para lavadoras. El procedimiento es el mismo que el indicado para el jabón de Marsella: con una esponja no abrasiva, frotar suavemente la superficie a tratar realizando movimientos circulares en la misma dirección.
  • La ceniza Otro método muy adecuado para los mármoles o granitos oscuros es el que utiliza la ceniza, en las mismas cantidades indicadas para el vinagre.Es importante, en este caso, limpiar cuidadosamente la superficie después del tratamiento, utilizando un paño suave empapado en agua y alcohol.La ceniza se utilizaba tradicionalmente, sin embargo, de otra manera, también bastante eficaz para devolver al mármol apagado su brillo original. Siempre es importante aclarar y secar cuidadosamente el mármol después de pulirlo.

Hemos visto cómo pulir mármol mate, ya sea oscuro o blanco, con métodos de bricolaje: veamos ahora qué otros remedios caseros podemos probar antes de recurrir a empresas especializadas y maquinaria industrial.

Piedra pómez, metal y alcohol

Una solución muy conocida para pulir el mármol apagado es utilizar una piedra pómez, pero también existen métodos sin coste, como los que implican el uso de una simple esponja metálica o alcohol desnaturalizado.

  • Piedra pómez. El polvo de piedra pómez se puede adquirir fácilmente en cualquier ferretería, y es uno de los métodos más populares para pulir el mármol apagado.¿Cómo? Crea una mezcla de agua y polvo de piedra pómez, y con una simple esponja de cocina no abrasiva comienza a frotar la superficie suavemente.Una vez terminado, será importante eliminar los residuos aclarando bien.

Desventajas:

  • La esponja metálica Método bastante peligroso si no se sabe perfectamente que se tiene una esponja adecuada para ello, la esponja metálica es uno de los métodos más rápidos y baratos para pulir el mármol.

Desventajas:

  • El alcohol desnaturalizado, utilizado en su pureza, está indicado en el caso de manchas muy resistentes, como las de aceites o colas que se han introducido inadvertidamente en nuestras superficies de mármol.

Diluir un vaso de alcohol en unos tres litros de agua, y con la esponja habitual no abrasiva frotar con movimientos circulares. Siempre es importante no dejar que los líquidos se evaporen mientras están en contacto con el mármol, ya que este proceso conduce inevitablemente a la formación de halos y al embotamiento.

Utilizando los métodos descritos anteriormente, puede pulir y devolver a la vida todo tipo de mármol, desde el blanco hasta el granito, desde el mate hasta el manchado. Pero la lista de posibilidades aún no se agota: a continuación veremos otros métodos caseros para limpiar nuestro mármol.

El resto de remedios naturales para pulir el mármol

¿Las superficies de mármol de tu cocina se han visto afectadas por agentes manchantes como la cúrcuma o el curry? La solución podría ser simplemente unas gotas de limón, útil sobre todo contra las manchas amarillas de las raíces mencionadas.Pero cuidado con exagerar, porque la acidez del limón podría empeorar la situación arruinando el material.

Veamos los tres últimos remedios naturales para pulir el mármol:

  • La tiza. Fácil de encontrar en tiendas de pasatiempos y en tiendas de construcción y mejoras para el hogar, la tiza es excelente como base para una verdadera máscara de belleza que hará que su mármol vuelva a brillar, dejándolo tan reluciente como si acabara de ser instalado.

Con el yeso y un poco de agua, forme una crema espesa y extiéndala con la ayuda de una esponja sobre toda la superficie a tratar. Después de colocarla durante al menos treinta minutos, cuando el yeso vuelva a ser sólido, puede quitar el polvo de la superficie.

Es útil para pulir, pero también para alisar y dejar perfectamente lisa la superficie tratada.Un buen aclarado con agua y jabón de Marsella será el toque final de un tratamiento que realmente merece la pena probar.

  • El paño de lana, un gran clásico.Si encuentra su mármol apagado, pero sin la presencia de grandes manchas o zonas a limpiar más a fondo, el clásico remedio de la abuela podría ser el adecuado para usted. Puedes reciclar un suéter viejo, o una tela, siempre que sea de lana pura.Bastará entonces con mojar la tela con agua apenas tibia y frotar suavemente la superficie.
  • Desventajas:

    • Bicarbonato de sodio.No podía faltar el ingrediente principal de muchos remedios caseros, en esta lista.El bicarbonato también es muy útil para pulir el mármol.¿Cómo? Simplemente formando, con bicarbonato de sodio y agua, una pasta abrasiva bastante densa, que se aplica con una esponja húmeda sobre las superficies a tratar.

    Existen, por tanto, muchos métodos para pulir el mármol a mano sin tener que recurrir a empresas especializadas o a productos químicos, o a una herramienta cara y engorrosa como la pulidora.

    ¿Cómo cuidar el mármol?

    El mármol es muy resistente, pero tiene algunos aspectos delicados que siempre hay que tener en cuenta, sobre todo cuando se utiliza como encimera.

    He aquí algunos consejos para mantener sus suelos y encimeras de mármol en excelentes condiciones durante el mayor tiempo posible:

    • preste siempre atención a las sustancias colorantes como la cúrcuma, el café, algunas frutas y los alimentos y bebidas especialmente azucarados: el mármol teme las manchas de origen orgánico;
    • no utilice nunca demasiado detergente para limpiar las superficies de mármol, aunque sean superficies de baño o estén especialmente sucias.
    • no deje nunca que el agua u otros líquidos se evaporen; es importante secar siempre las superficies de mármol para evitar halos y deslustres;
    • sea cual sea el método de limpieza que haya elegido seguir, pruébelo siempre primero en una pequeña esquina no visible de la superficie.

    Siguiendo estos pequeños trucos podrá mantener brillantes durante mucho tiempo todas las superficies y revestimientos de mármol que enriquecen su hogar. Es importante, en particular, tener siempre presente la elevada porosidad del material, sobre todo si el mármol se encuentra en estancias de servicio como la cocina o el baño.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Ir arriba